El Libro Tibetano de los Muertos es Ningma

El Libro Tibetano de los Muertos es

Ningma

Una Advertencia a los
Estudiantes de Filosofía Esotérica

John Garrigues


John Garrigues (1868-1944)

 

0000000000000000000000000000000000000000000000

Nota Editorial de 2020:

El siguiente texto fue publicado por primera
vez anónimamente en la revista “Theosophy”, en
diciembre de 1935, p. 96. Un examen de su contenido
y estilo indica que fue escrito por Garrigues.
Título original: “The Tibetan ‘Book of the Dead’”.

El libro que este artículo discute pretende indicar
caminos para evitar la Ley del Karma. La obra es leída
por aquellos que no están interesados en la Ética y que
querrían evitar las consecuencias de sus propias
acciones, en vez de aprender de sus errores. A pesar de
proponer el desastroso camino de los que huyen de la
Ley, el libro abordado por John Garrigues goza de prestigio
en círculos pseudoteosóficos, y muchos estudiantes sinceros
aún se engañan a sí mismos pensando que tiene alguna validez.

(Carlos Cardoso Aveline)

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000

 

El equivalente tibetano del ritual católico romano para los muertos – quizás el prototipo histórico del ritual de la Iglesia cristiana en más de un sentido –, del cual el señor W. Y. Evans-Wentz ha hecho una traducción o versión, es, al igual que los libros tántricos de la India, un formulario de prácticas mágicas; de prácticas de magia negra, además. [1]

El número de libros derivados de este está aumentando, proviniendo todos de este o aquel practicante oriental de “Yoga”. Los teósofos no deberían confundir la palabra “tibetano” que aparece en el título del libro del señor Evans-Wentz con la palabra “tibetano” que H. P. Blavatsky usa tan a menudo.

Su “Libro de los Muertos” es un ritual de magia de los “gorros rojos” [Ningma], no de los “gorros amarillos”. Este libro y sus prácticas tampoco deben ser confundidos con el Libro de los Muertos egipcio, su antítesis exacta.

El hecho de que un escritor tan conocido como Augustin Thierry, publicando en un periódico de tanto renombre como el Temps de París, parece no haber comprendido la naturaleza básica de este ritual (como tampoco lo ha hecho el señor Evans-Wentz, pese a que es, creemos, miembro de una de las sociedades teosóficas y debería estar mejor informado) indica que merece la pena hacer una advertencia al respecto. [2]

NOTAS:

[1] “The Tibetan Book of the Dead”, editado por W.Y. Evans-Wentz, Oxford University Press, Londres, Oxford, Nueva York, EUA. Primera edición, 1927. Primera edición en rústica, 1960, 250 pp. El libro fue entusiastamente divulgado por Carl G. Jung, que cooperó con el nazismo alemán durante la década de 1930. La relación entre el nazismo y los Ningmas tibetanos es relativamente bien conocida. (CCA)

[2] Para saber más sobre la relación del “Libro Tibetano de los Muertos” con los Ningma-pa y Dug-pa o “gorros rojos”, léase “La Teosofía y el Bardo Thodol”. (CCA)

000

El artículo “El Libro Tibetano de los Muertos es Ningma” es una traducción del inglés y ha sido hecha por Alex Rambla Beltrán, con apoyo de nuestro equipo editorial. Texto original: “Tibetan Book of the Dead Is Ningma”. La publicación en español ocurrió el  16 de noviembre de 2020.

000

Participe del grupo “Teosofía Iberoamericana”, en Facebook, y estudie la teosofía clásica e intercultural enseñada por Helena Blavatsky (foto).

Expanda el contacto de su vida diaria con la sabiduría eterna: acompañe el trabajo de las páginas “Teosofía en Español” y “Logia Independiente de Teósofos”, en Facebook.

000