Mahatma Gandhi y la Teosofía

Mahatma Gandhi y la Teosofía

El Líder Indio Tuvo un Contacto
Directo con el Movimiento Esotérico

Carlos Cardoso Aveline


Mohandas Gandhi identificó la verdad
y la falsedad en el movimiento teosófico 

 

“Nuestras escrituras declaran que no
hay dharma más elevado que la verdad”.

Mohandas Gandhi [1]

  

“El alma de las religiones es una, pero está revestida de
una multitud de formas, las cuales perdurarán hasta el
fin de los tiempos. Los sabios ignorarán la corteza externa
y percibirán la misma alma viviendo bajo una variedad de cortezas.
(…) La verdad no es propiedad exclusiva de ninguna escritura”.

Mahatma Gandhi [2]

 

 

Mohandas Gandhi oyó hablar por primera vez de la teosofía cuando Helena P. Blavatsky vivía en Londres.

Aunque Gandhi era hindú, su interés por el hinduismo solo despertó a través de su contacto con los teósofos. En el capítulo 20 de su autobiografía, él escribe al respecto:

“Hacia finales de mi segundo año en Inglaterra conocí a dos teósofos, hermanos, y ambos solteros. Me hablaron sobre el ‘Gita’. Estaban leyendo la traducción de sir Edwin Arnold – ‘The Song Celestial’ – y me invitaron a leer el original junto con ellos. Me sentí avergonzado, pues no había leído el poema divino ni en sánscrito ni en guyaratí. Me vi obligado a decirles que no había leído el ‘Gita’, pero que gustosamente lo leería con ellos, y que, aunque mi conocimiento del sánscrito era escaso, esperaba ser capaz de comprender el original lo suficiente como para decir en qué partes la traducción no transmitía el significado. Empecé a leer el ‘Gita’ con ellos. Los versos del segundo capítulo (…) causaron una profunda impresión en mi mente, y todavía resuenan en mis oídos. El libro me pareció ser de un valor inestimable. Esa impresión ha ido siempre creciendo en mí, hasta el punto de que ahora considero al ‘Gita’ como el mejor libro que hay para conocer la verdad”. [3]

Unas líneas más abajo en su autobiografía, Gandhi dice que visitó la Logia Blavatsky del movimiento teosófico en Londres y le presentaron a Helena P. Blavatsky. Y él añade:

“Recuerdo haber leído, a instancias de los hermanos, ‘La Clave de la Teosofía’, de la señora Blavatsky. Este libro estimuló en mí el deseo de leer libros sobre el hinduismo, y me hizo ver la falsedad, promovida por los misioneros, de que el hinduismo estaba dominado por la superstición”.

En 1911, dos décadas después de la muerte de H. P. Blavatsky, Annie Besant asumió el liderazgo de la Sociedad Teosófica de Adyar y abandonó la teosofía original. En aquel momento Gandhi ya tenía una opinión firme respecto a la nueva situación en el movimiento teosófico. Con su franqueza característica, el líder del movimiento por la independencia de la India describió lo que pensaba sobre el trabajo de Annie Besant, luego de que ella dejase de lado la filosofía esotérica verdadera.

Gandhi no usó medias palabras:

“No creo que la señora Besant sea una hipócrita; es crédula y ha sido engañada por Leadbeater. Cuando un inglés me sugirió que leyera ‘The Life After Death’ (‘La Vida Después de la Muerte’), de Leadbeater, me negué rotundamente a hacerlo, porque ya tenía sospechas sobre él después de leer sus otros escritos. Más tarde supe acerca del fraude montado por él”. [4]

Gandhi dice que la Sra. Besant era crédula y no una hipócrita. La frase recuerda a las primeras palabras de la famosa carta de 1900, que un Maestro de Sabiduría escribió a Annie Besant:

“Dice un proverbio tibetano: ‘La credulidad produce credulidad y termina en hipocresía’”. [5]

De este modo el Maestro esclarece que la credulidad y la hipocresía a menudo van juntas, pues una lleva a la otra. De hecho, la historia del movimiento teosófico ha confirmado estas palabras desde el año 1900. Sin embargo, la historia también ha confirmado el axioma según el cual, dado que nada en el universo es eterno como forma separada, ninguna ilusión o manipulación de poder puede durar más allá de su “plazo de validez”. Cuando llega la hora, la verdad es revelada.

La Fraternidad de las Religiones

Mahatma Gandhi rechazó la pseudoteosofía, pero mantuvo su admiración por la filosofía teosófica auténtica.

En 1939, la Sra. Sophia Wadia, que estaba entre los líderes más significativos de la Logia Unida de Teósofos (LUT) en la India, publicó su libro “The Brotherhood of Religions” (“La Fraternidad de las Religiones”). En el prefacio de la obra, Mahatma Gandhi escribió:

“Estos ensayos de Sophia Wadia muestran a simple vista cuánta similitud hay entre las religiones principales de la Tierra, en lo que se refiere a los aspectos fundamentales de la vida. Todos nuestros conflictos mutuos surgen de cosas no esenciales. El esfuerzo de Sophia Wadia será ampliamente recompensado si las personas que pertenecen a diferentes religiones estudian otras tradiciones religiosas además de las suyas con el mismo respeto que ella ha mostrado en sus ensayos. El conocimiento comprensivo de, y el respeto por, las grandes religiones del mundo es la base de la verdadera teosofía (…)”. [6]

La afinidad entre la filosofía de Gandhi y la filosofía esotérica auténtica es profunda. Gandhi llamó a su lucha social en la India “Satyagraha”, una palabra que puede traducirse como “firmeza en la verdad”.

Su ashram – comunidad de personas que buscan la sabiduría universal – era llamado Satyagraha. Él escribió también que la verdad era la razón de ser del ashram. [7]

Por otro lado, el lema del movimiento teosófico es, desde su fundación en 1875: “No hay religión más elevada que la verdad”. Tal como H. P. Blavatsky escribió en los primeros párrafos de “La Clave de la Teosofía”, los teósofos son “filaleteos” o “amigos de la verdad”.

Y Gandhi dice:

“El alma de las religiones es una, pero está revestida de una multitud de formas, las cuales perdurarán hasta el fin de los tiempos. Los sabios ignorarán la corteza externa y percibirán la misma alma viviendo bajo una variedad de cortezas. (…) La verdad no es propiedad exclusiva de ninguna escritura. Independientemente de que nos llamemos cristianos, hindúes o mahometanos, debajo de esa diversidad hay una unidad inconfundible, y una única religión subyace a las muchas religiones existentes”. [8]

NOTAS:

[1] “All Men Are Brothers: Life and Thoughts of Mahatma Gandhi, As Told In His Own Words”, UNESCO (Naciones Unidas), París, 1958, 196 pp.; véase la p. 47.

[2] “The Message of Mahatma Gandhi”, compiled and edited by U.S. Mohan Rao, Publications Division, Ministry of Information and Broadcasting, Government of India, 1968, Nueva Delhi, 136 pp.; véase la p. 38.

[3] “An Autobiography – or The Story of My Experiments with Truth”, M. K. Gandhi, Penguin Books, Londres, 1982, 454 pp., capítulo 20 de la parte I, pp. 76-77.

[4] “The Collected Works of Mahatma Gandhi”, vol. XI, carta al Dr. Pranjivan Mehta, datada del 8 de mayo de 1911. Gregory Tillett cita estas frases en su libro “The Elder Brother, a biography of Charles Webster Leadbeater”, Routledge & Kegan Paul, Londres, Boston, Melbourne & Henley, 1982, 338 pp.; véase la p. 7.

[5] “Letters From the Masters of the Wisdom”, first series, transcribed and compiled by C. Jinarajadasa, TPH, India, 1973, 183 pp.; véase la carta 46, p. 99.

[6] “The Brotherhood of Religions”, Sophia Wadia, Asian Book Trust, in Association with Theosophy Co. (India), Bombay, 1996, 171 pp.; véase la p. 3. Esta edición de 1996 tiene también un prefacio del XIV dalái lama.

[7] “Cartas ao Ashram”, Gandhi, Editorial Hemus, São Paulo, Brasil, 124 pp.; véase la p. 25.

[8] “The Message of Mahatma Gandhi”, compiled and edited by U.S. Mohan Rao, Ministry of Information and Broadcasting, Government of India, 1968, Nueva Delhi, p. 38.

000

El artículo “Mahatma Gandhi y la Teosofía” es una traducción del inglés. El trabajo ha sido hecho por Alex Rambla Beltrán, con apoyo de nuestro equipo editorial, del cual forma parte el autor. Texto original: “Mahatma Gandhi and Theosophy”. La publicación en español ocurrió el 10 de diciembre de 2020.

000