Una Cerilla Anticipa el Nuevo Día

Una Cerilla Anticipa el Nuevo Día

No Siempre es Fácil Buscar la Verdad

Carlos Cardoso Aveline

 

La percepción de la verdad comienza como una cerilla encendida en una noche de viento.

El aprendiz la enciende, decidido, pero la cerilla se apaga. El aprendiz enciende otra cerilla, y el viento la apaga. El estudiante continúa hasta terminar la caja de cerillas. En ese momento, por una aparente coincidencia, surge de la nada una pequeña lámpara, un candil, al alcance del aprendiz.

La luz comienza a iluminar cosas desagradables. “¿Debo apagar la luz?”, se pregunta el estudiante. Sin embargo, él persevera. La luz se vuelve más fuerte e ilumina más cosas bellas, superiores, y más cosas feas, inferiores.

El aprendiz sospecha que está rodeado de ciegos. Es tentado a fingir que está ciego, para permanecer encadenado a las ilusiones consensuales. Tiene miedo a quedarse solo si sigue a la verdad. Pero su capacidad de adherirse sinceramente a las ilusiones consensuales se vuelve cada vez menor. Entonces él encuentra a otras personas que están en la misma situación, y surge el proceso de la ayuda mutua. La luz de uno se suma a la de otro.

El despertar se torna más profundo, no sin desafíos. El aprendiz percibe que la clave está en mantener el foco central de la consciencia en lo que es correcto, percibiendo secundariamente – pero con rigor – lo que no es correcto.

En un determinado momento, él percibe que el candil se está quedando sin combustible. Entonces mira hacia el este y, por debajo del brillo de Venus, ve llegar la luz ilimitada de un nuevo día.

000

El artículo “Una Cerilla Anticipa el Nuevo Día” es una traducción del portugués. El trabajo ha sido hecho por Alex Rambla Beltrán, con apoyo de nuestro equipo editorial, del cual forma parte el autor. Texto original: “Um Fósforo Antecipa o Novo Dia”. La publicación en español ocurrió el 09 de mayo de 2021.

000

Lea “El Desafío de la Logia Independiente”. 

Vea otros textos sobre teosofía y filosofía en español.

000